Escobillones

Escobillones

Los escobillones sirven para la toma y el transporte de muestras bacteriológicas, serológicas y citológicas. Los escobillones son adecuados tanto para el uso sobre la piel intacta como también en los orificios corporales naturales. También se pueden utilizar en la industria alimentaria para los controles de higiene, así como para la toma de muestras de diferentes superficies. Además de los modelos con torunda más corta y más larga, disponemos de escobillones de plástico, madera o aluminio, así como de variantes sin y con medio de transporte para estabilizar la muestra.

  • 1 - 7 de 7 ítems
  • Artículos por página: 5 ǀ  10 ǀ  todos

General

  • +

    ¿Qué campo de aplicación tienen los escobillones sin medio?

    Los escobillones sin medio a menudo se usan para tomar muestras sobre la piel y otros orificios naturales del cuerpo que deben analizarse rápidamente (en una hora) . Existen dos versiones: escobillones con varilla de plástico o aluminio.

  • +

    ¿Para qué sirven los escobillones con medio de transporte?

    Nuestros escobillones con medio sirven para el transporte de muestras durante un largo plazo (hasta varios días),  aumentando la tasa de recuperación. Incluso los patógenos delicados pueden sobrevivir durante el transporte. El material de la varilla está disponible en plástico y aluminio.

  • +

    ¿Qué ventaja ofrecen los escobillones con carbón añadido en el medio de transporte?

    Los escobillones con medio de transporte Amies permiten el transporte de la muestra y aumentan la tasa de recuperación. La adición de carbón al medio sirve para neutralizar toxinas bacterianas y otras sustancias inhibidoras y mejora además la tasa de recuperación de diferentes bacterias. Sin embargo, este aditivo podría alterar el análisis en placas Petri. Por ello, el usuario deberá comprobar la idoneidad del medio de transporte en condiciones de laboratorio.

  • +

    ¿Qué campos de aplicación tienen nuestros escobillones con medio de transporte?

    80.1361 - p. ej. faringe, vagina, heridas y piel

    80.1362 - p. ej. faringe, heridas urogenitales

    80.1363 + 80.1366 - para pediatría y orificios corporales estrechos, como p. ej. oídos, nariz, comisura del ojo, uretra en hombres y mujeres

  • +

    ¿Se puede esterilizar el escobillón 80.625 en autoclave?

    Nuestro escobillón 80.625 no se puede esterilizar en autoclave. El tubo del escobillón está fabricado en polipropileno, material esterilizable en autoclave, pero el tapón roscado (polietileno) y la varilla (poliestireno) no se pueden esterilizar en autoclave. El motivo es la baja resistencia térmica del polietileno y el poliestireno, que solo admiten una temperatura máxima de uso continuado de entre 60 y 80 °C. La esterilización en autoclave se realiza a temperaturas de como mínimo 121 °C, por lo que no se pueden excluir posibles alteraciones del producto.

  • +

    ¿Cómo se define en las cubetas la altura del centro (Z)?

    La distancia entre el fondo de la cubeta y el centro del haz de luz del fotómetro se define como altura del centro (Z). La altura del centro puede variar en función del fabricante y del tipo de fotómetro. Por este motivo, Sarstedt ofrece las cubetas UV con dos alturas del centro distintas (Z = 8 mm y Z = 15 mm). Si los clientes no conocen la altura del centro exacta del fotómetro, la pueden consultar al fabricante.

  • +

    ¿Existen cubetas adecuadas para mediciones de fluorescencia?

    Las mediciones de fluorescencia se realizan en un ángulo de 90° con respecto a la dirección del haz de luz del fotómetro y por consiguiente solo se pueden efectuar en cubetas de cuatro lados ópticos. Específicamente para esta aplicación ofrecemos una cubeta de cuatro lados ópticos de poliestireno (67.754) o PMMA (67.755).

  • +

    ¿Con qué longitudes de onda se pueden utilizar las cubetas de Sarstedt?

    Nuestras cubetas de poliestireno se utilizan, gracias a sus propiedades ópticas, desde el rango visible de la luz hasta un rango UV de hasta 330 nanómetros (nm). En cambio, las cubetas acrílicas (PMMA) destacan por una mayor permeabilidad a la luz en el rango UV y por ello se pueden utilizar hasta aprox. 300 nm. El material plástico de la cubeta de UV permite realizar mediciones en el rango UV a partir de una longitud de onda de 220 nm.

hacia arriba